Comercio Online

Ecommerce

El Comercio Electrónico es –sin lugar a dudas- la tendencia en cuando a compra y venta por Internet. Es la principal vía de expansión de las macas / empresas en el presente y con una evolución notoria hacia el futuro. Ahora bien, el E-Commerce es algo nuevo, que hace algunos años ha expandido su mercado y –por eso mismo- cometer errores es más sencillo de lo que muchos creen.

El B2C, que es conocido como la venta del comercio electrónico hacia el consumidor final, crecerá –este año 2014- en más de un 20% en todo el mundo, según un estudio de eMarketer. La misma firma agrega –además- que se augura un mercado billonario en los próximos años.

Para una empresa o marca actual, que quiera entrar al mundo de las ventas, no estar presente en formato online es un error de peso y demuestra –de paso- la muy poca visión de futuro que poseen. Muchas veces tener un punto físico de venta no deja de ser importante, pero actualmente son muchas las marcas que están generando su espacio digital y con excelentes resultados. Hay que recordar que actualmente no es difícil entrar en este mercado, ya que las redes sociales como Facebook, Pinterest e Instagram pueden complementar a un sitio web y con dividendos muy positivos. ¿Por qué creen que hasta Twitter planea entrar en la industria de la venta / compra online? Este último punto refleja la importancia del E-Commerce entre las grandes firmas del momento.

¿Quieres ser parte de esta nueva tendencia?

Compartimos contigo los cinco errores más típicos, los cuales –negativamente- afectarían a tu Comercio Electrónico. Basándote en ellos podrás: lograr impulsar tu nuevo emprendimiento digital de buena forma.

No se cumplen expectativas: Este es uno los principales problemas a los que se enfrentan las marcas a la hora de generar un comercio online: el no cumplir con lo presentado. Un ejemplo claro: prometemos ofrecer un servicio rápido y lujoso, y el usuario nunca siente esa satisfacción. La página está mal diseñada, los productos son caros o no están a la altura de lo esperado, entre muchos otros factores.

No utilizar redes sociales: Seamos directos… ¿Quién no utiliza redes sociales en estos tiempos? Apoyarte con Facebook, Instagram, Pinterest o Twitter, entre otras, ayudará a gestionar más fácilmente tu sitio web de E-Commerce. Además, tener un catalogo integrado –que con el tiempo puede ser viralizado- siempre es efectivo y augura beneficios positivos. Es el sitio ideal para que el usuario se contacte fácil y rápidamente contigo, nunca hay que perder el tú a tú: la idea es que no seas una máquina y que el cibernauta sepa que hay un usuario detrás del PC (o dispositivo móvil).

Hacer de la compra, una frustración: Las empresas buscan conseguir la mayor cantidad de datos posibles de un usuario al comprar por Internet y –por medio de ofertas- lograr que este compre más de un solo producto. Esto conlleva a que el consumidor termine por enfadarse, producto de una experiencia no grata. La idea es tener un proceso sencillo de compra: no tantos datos (solo los útiles) y hacer del carrito de compra algo accesible, directo y fácil.

Envío lento: Una de las principales preocupaciones de los usuarios –y una de las primeras cosas que generan desconfianza hacia el E-Commerce- es cuánto tardará en llegar el pedido a casa, tras una compra online. Muchas veces esta información no está a la vista o es ocultada. Esto es un error. Tener siempre los datos más importantes a la vista genera una experiencia grata y eso al usuario le encanta.

Ya sabes cómo generar tu propio comercio online. ¿Por qué no lo pruebas tu mismo y compartes tus experiencias?

Fuente: http://ow.ly/yYAww.

Realiza un Comentario

InglésItaliano