Siete razones por las que fallan los anuncios publicitarios en Instagram

Siete razones por las que fallan los anuncios publicitarios en Instagram

instagram-website-mobile-friendly-800x416

Blaise Lucey, columnista y estratega de contenido de Bitly, un servicio de reducción de URL, afirma que desde que Instagram permite la publicación de Ads, sus usuarios son invadidos por miles de estos anuncios en sus líneas de tiempo.

No obstante, el estratega de Bitly destaca que lo más grave de la situación no es la cantidad de Ads que se observan en la aplicación sino la calidad de éstos, debido a que las empresas utilizan Instagram como una valla publicitaria a pesar de que todos los estudios relacionados con las redes sociales demuestran que la autenticidad y espontaneidad son las mejores prácticas que pueden tener las compañías para acercarse a la audiencia de esta plataforma.

Aquí mostramos siete razones por las que los Ads de las empresas son ignorados por los usuarios de Instagram, según Lucey.

1. Elaborar contenido demasiado profesional y corporativo
Instagram, al igual que YouTube, es un océano de contenido generado por los propios usuarios, y las publicaciones con apariencia muy institucional y elaborada no suelen llamar la atención puesto que el público de esta red social busca y comparte todo aquello que suben sus amigos y conocidos, que casi siempre es material sin mucha producción y que luce fresco, espontáneo y hasta ingenuo.

2. Subir imágenes que no cuentan historias
La mayoría de los anuncios publicitarios en Instagram suelen ser fotografías con el logo de la compañía, y los más afortunados están acompañados de alguna frase ingeniosa; por esta razón, dichas publicaciones hacen que las líneas de tiempo de la aplicación parezcan catálogos de fotos corporativas.
Más que fotografías, el público de Instagram aprecia el contenido que esconda relatos que despierten emociones o contengan mensajes graciosos, tiernos o inspiradores. El verdadero arte de esta red social es transformar imágenes en historias.

3. Usar banners y llamados de atención
Los usuarios de Instagram van a la aplicación para entretenerse, conectar con los amigos o aprender alguna cosa y si tu Ad muestra un gran banner rojo o algún llamado de atención seguro será ignorado por ellos; pero si los enganchas con un contenido interesante irán, de manera natural, al botón de compra ubicado al final del anuncio, sin que debas usar un banner en éste.

4. Mostrar gente inexpresiva, anónima o genérica
Las compañías están compitiendo, cada vez más, por llamar la atención en Instagram con fotos de mascotas, motocicletas, las Kardashians, conciertos, estrellas de Hollywood, entre otras.
Si tu empresa quiere crear contenido realmente persuasivo, lo más recomendable es encontrar algún embajador o persona influyente, no necesariamente una estrella de cine, que sea capaz de atraer audiencia a las publicaciones, o quizás llamar la atención con algo más que una marca o producto en venta. Recuerda que si el Instagram empresarial luce como un catálogo de fotos, seguro fallará.

5. Promover la imagen de un producto y nada más
Cuando las personas buscan en Instagram contenido relacionado con productos, se inclinan más por las marcas de lujo por el status y mundo que representan, y esperan ver dichos productos inmersos en su contexto y no solamente la fotografía de un objeto; razón por la que el Ad de un artículo debe reflejar un estilo de vida más que mostrar un accesorio.

6. Poner demasiado texto en el contenido
Los textos largos son enemigos naturales de los usuarios de teléfonos móviles. Las investigaciones que se han hecho sobre el tema han demostrado que cuando miramos los celulares nuestros ojos son atraídos inconscientemente hacia el centro de la pantalla y es por eso notamos las imágenes más que cualquier otra cosa.

Si tu anuncio va a depender del texto para llamar la atención, es un hecho que perderás gran parte de la audiencia.

7. No intentar el uso de videos
Instagram permite mostrar videos de 60 segundos de duración y esto puede ser una gran oportunidad para mostrar con éxito tu marca o producto en movimiento porque capta la atención de los usuarios con facilidad. Usar el video puede hacer la diferencia entre pasar de largo un anuncio o tomarse un tiempo para mirarlo.

Como cualquier red social, Instagram no debería ser vista sólo como un lugar para pagar por publicidad y esperar a que se haga conversión; pero esta parece ser la filosofía que guía a la mayoría de los anuncios que se publican en la aplicación hoy en día.

Lo cierto de todo esto es que la competencia en Instagram aumenta considerablemente con el pasar del tiempo y el contenido de calidad es cada vez más necesario para tener éxito con los anuncios publicitarios que se suben a la plataforma.

Ver nota en Marketing Land

Realiza un Comentario

InglésItaliano